Tratamientos

Nuestros servicios a tu disposición

Higiene Dental / Profilaxis

El uso de flúor y el desarrollo del cuidado dental y de la higiene dental o profilaxis en los países occidentales ha llevado a la reducción en el número de extracciones, y a la detección de caries antes de que aparezca la afectación pulpar (del nervio).

La higiene dental es una práctica a la que estamos acostumbrados en nuestro día a día, aunque  pueden surgir muchas dudas acerca de la misma. A continuación, intentamos resolver algunas de las preguntas más frecuentes de nuestros pacientes.

Tratamientos

Higiene Dental / Profilaxis

Preguntas Frecuentes

Se debe recurrir de manera periódica, la frecuencia varía de unas personas a otras. El sarro no se deposita en todas las personas con la misma frecuencia, influyen en su formación factores de alimentación, de PH, de composición de la saliva, si se es o no fumador, la higiene que se practique, etc.

Nosotros aconsejamos quitar el sarro siempre que exista. Según necesidad, puede ser cada tres meses, cada seis, una vez al año… que es lo más frecuente.

El sarro son acúmulos de placa que se mineralizan y se depositan sobre el esmalte de los dientes. Puede provocar inflamación en las encías (gingivitis) y dar lugar a la aparición de la llamada piorrea (enfermedad periodontal).

La eliminación del sarro, que se conoce como limpieza dental, es uno de los tratamientos más importantes que puede realizar nuestro higienista, con fines a la vez preventivos y curativos.

Es un temor muy extendido, pero en este proceso de eliminación del sarro, el esmalte no sufre daño alguno y al desparecer el sarro las encías se mantendrán sanas, por lo que la limpieza se podrá realizar siempre que sea necesario, y siempre que sea prescrito por un odontólogo.

Una vez eliminado el sarro, y para completar la limpieza, la higienista procede a pulir los dientes, ya que quedan rugosos a causa de la presencia de pequeñas asperezas.

El fin de esta operación es evitar cualquier nuevo depósito de sarro, que se podría adherir a las irregularidades con facilidad.

Además del instrumental adecuado, se utiliza en el proceso una pasta abrasiva que en la mayoría de los casos contiene flúor, lo que mejora sus resultados.
Nuestras higienistas dentales están perfectamente capacitadas para tratar, siempre bajo supervisión médica, los acúmulos de sarro o los problemas de manchas adquiridas por hábitos como café o tabaco.
También se enseña la técnica correcta y personalizada de cepillado y pautas de higiene rutinarias a adquirir.

Se trata siempre de técnicas indoloras, que se recomienda repetir al menos una vez al año, acompañadas de una revisión completa de encías, caries y problemas asociados.

El flúor es un elemento químico que, incorporado al esmalte dental, incrementa notoriamente la resistencia de este tejido a los ácidos y, por tanto, resulta muy útil para la prevención de la caries. Puede administrarse mediante la fluoración del agua de consumo o aplicarse de manera directa o tópica, en la consulta del odontólogo.

La práctica de hacer gárgaras con líquidos o elíxires fluorados puede hacerse en casa, y es un procedimiento sencillo y eficaz en la prevención de las caries. Se usa en los niños mayores de diez años.

El uso de pastas dentífricas fluoradas constituye una medida preventiva siempre útil para evitar el desarrollo de caries. La aplicación directa de productos con una elevada concentración de flúor sobre la dentadura es una técnica preventiva que sólo puede llevar a cabo el dentista tras proceder a una limpieza dental profunda.

Se trata de un procedimiento sencillo y nada molesto, que resulta muy eficaz si se practica periódicamente hasta los catorce años de edad.

  1. Para una limpieza minuciosa pero delicada, en una boca con encías sanas, se recomienda la utilización de un cepillo dental medio.
  2. Coloque el cepillo horizontal en la  cara externa de las piezas anteriores, en un ángulo de 45° hacia la encía y deslice hacia el borde de las piezas. Así evitaremos la impactacion de restos de comida y suciedad en la encía.
  1. luego cepillaremos la cara externa de las piezas posteriores del mismo modo, angulando el cepillo hacia la encía y después arrastrando hacia el borde.
  2. La parte de adentro de los dientes de atrás. Use movimientos cortos y angulados.
  3. Interior de los dientes del frente. Coloque el cepillo verticalmente y use movimientos de arriba hacia abajo.
  4. Superficies masticatorias. Coloque el cepillo plano. Muévalo suavemente.

Existen muchas y variadas técnicas de cepillado, incluso para situaciones especiales, cirugía, ortodoncia… todas son siempre y cuando el resultado sea una correcta remoción de la placa y en consecuencia una boca limpia.

  1. Enrolle unos 40cm de hilo usando dos dedos, uno de cada mano para mantener tenso el hilo.
  2. Guíe suavemente el hilo entre los dientes.
  3. Para remover la placa y el sarro, mueva delicadamente el hilo para arriba y para abajo contra el diente.*
  4. Cuando se mueva de un diente a otro, use cada vez una sección limpia del hilo.

Asegúrese de seguir las instrucciones especiales que le provea el profesional dental para el cuidado de los dientes en el hogar.

Contacto

te llamamos, o si lo prefieres, puedes contactar en el 968 932 000

Primera visita coste 0